El loco de Mamonal

Disculpen si al final de esta crónica el título les resulta demasiado literal pero el nombre de ese pequeño pueblo de Ciego de Ávila ya de por sí solo es una curiosidad capaz de despertar las más obvias suspicacias. Supongo que no debo jurarles que cuando me empezaron a hacer el cuento con las coordenadas geográficas de rigor, mi amigo tuvo que hacer una pausa porque con un nombre así, no quiero ni imaginarme cómo se diga el gentilicio.

Pero lo hilarante de esta historia no está precisamente en el toponímico Mamonal sino en la gente que habita este recóndito paraje. Vaya que si García Márquez hubiese nacido de este lado del Caribe no hubiese dudado en escogerlo para fundar su Macondo de maravillas.

El protagonista de estas líneas es un loquillo de esos que tiene todo pueblo. No me pregunten nombre ni rasgos físicos, mi amigo no sabía tanto. Pero si quieren exprimiré un poco mi imaginación. El loco se llamaba Lutelio y era fanático de las series de aventuras que televisaban en los 80’s. Por esos tiempos los más jóvenes deslumbraban sus pupilas frente a la pantalla con los clásicos: Robin Hood, La isla del Tesoro, El hombre de la máscara de hierro. Pero Lutelio no solo era espectador, su mente prodigiosa lo hacía creerse héroe él mismo de mil aventuras.

El inocente era el deleite de todo el pueblo cuando se disfrazaba como el galán del episodio de turno y emprendía osadas hazañas. Pero el percance y el nudo de esta historia sucedió cuando a Lutelio se le ocurrió ponerse una olla de presión en su cabeza para simular la máscara de hierro del inolvidable prisionero de Dumas.

El pesado cacharro se atoró de mala manera y todo el pueblo probó suerte para liberar al pobre de su tormento. Nadie podía vencer la trabazón y la tortura fue tal que Leutelio en su desesperación asfixiante y  en medio del tira que jala de la olla, creyó hallar la solución:

– ¡Córtenme la cabeza! ¡Córtenme la cabeza!, comenzó a gritar desconsolado.

Ahora, lo perturbador de este cuento, que ya no sé si califica como humor negro, es que nunca supe si alguien cumplió la descabellada petición de Lutelio, si fue liberado o, como el prisionero de sus fantasías, aun vive con su claustro de fierro.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

3 Respuestas a “El loco de Mamonal

  1. Pingback: El loco de Mamonal « Blogalidad Camagüey

  2. Sí, roza con el humor negro. Me gustó mucho este post. He pasado varias veces por Mamonal, por el cartel por lo menos, y siempre me llamó la atención. Esta historia, como dices, está mucho más interesante.

  3. I. Jesús

    Es interesante como en este pueblo se mantiene intacta la costumbre de fabricar viviendas tipicas cubanas o sea los acogedores y pintorezcos bohios de tablas de palma con techos de guano que te hacen recordar los tiempos en que las dos columnas invasoras pasaron por ese lugar, el interior de los inmuebles estan integrados por familias sencillas y muy amables, casi todas amigas entre si o unidas por los lazos familiares de parentezco biológico, el hecho de que las paredes y su cubierta sean de materiales naturales las hace muy frescas y ademas de su impecable limpieza no permite pensar que obedezcan a escases de materiales y recursos de construccion tradicionales sino al gusto y al placer de los dueños por vivir en un bohio, prueba de ello es que la mayoría de las casas criollas están amobladas y equipadas con los componentes y equipos que habitualmente existe en cualquier otra casa cubana de este siglo.
    Recientemente se desarrollaron los carnavales o lo que llamaron la 33 jornada de la cultura mamonalense donde todos sus habitantes los mamonaleros o como se diga, asi como los visitantes que como yo disfrutamos de una fiesta pacifica como ninguna al estilo de sus paisajes y su gente, si bien ganado tiene la fama de que es la tierra donde se produce el mayor porciento de tonelasdas de tomates de calidad suprema por ectarea y que no se hace saber en la prensa como es debido, si bien es cierto que su nombre picarézco constituye una curiosidad linguistica idiomatica entre los mal pensados que imaginas una tierra saturada de buenas terneras (os) mamadora (es), si ademas constituye una curiosidad la cantidad de arañas tiradas por cabayos, percapita, de algo si puede estar UD seguro querido visitante y es que no se puede ir del lugar sin visitar la casa del descendiente de haitiano el querido por todos en Mamonal Felix Juan G. Victor y su esposa la santiaguera natural de Palmasoriano suegra del bodeguero TCP mas famoso de la localidad, Helio Oscar y madre de la emblematica fitotecnóloga 1ra actris assoluta de los dos largometrajes que se han rodado en Mamonal, nos referimos a Mairobis joven destacada cuadro provincial de la UJC en CA y la que garantiza junto a una ingeniera la producción de productos biotecnológicos para garantizar la gran marea roja que años tras años rompe record en la isla y un poco mas allá, con toda esa tropa le aseguro va a aprender a cultivar tomates, a actuar al estilo de Marlon Brandon o Marilin Monrroe, a criar pollos, cerdos, ganado vacuno y cabayar, sembrar platanos burros, peces ornamentales, plantas exoticas de jardin a hablar creol con profesores originales, a mecaniquear desde una flash memory hasta un tractor ruso o motobomba, aprenderá a colchonero de clase A, a cocinar al estilo santiaguero con su Edelmis, a custodio de los que no se duermen y se camuflan en la oscuridad y sobre todas las cosas aprenderá a ser buen amigo y camarada de uno de los exviolinistas de la orquesta “Avileña” que aunque ya no tiene violin no lo necesita pues con la boca reproduce todas las notas y acordes mientras trabaja o deambula por las callejuelas de mamonal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s