Archivo mensual: julio 2012

El loco de Mamonal

Disculpen si al final de esta crónica el título les resulta demasiado literal pero el nombre de ese pequeño pueblo de Ciego de Ávila ya de por sí solo es una curiosidad capaz de despertar las más obvias suspicacias. Supongo que no debo jurarles que cuando me empezaron a hacer el cuento con las coordenadas geográficas de rigor, mi amigo tuvo que hacer una pausa porque con un nombre así, no quiero ni imaginarme cómo se diga el gentilicio.

Pero lo hilarante de esta historia no está precisamente en el toponímico Mamonal sino en la gente que habita este recóndito paraje. Vaya que si García Márquez hubiese nacido de este lado del Caribe no hubiese dudado en escogerlo para fundar su Macondo de maravillas. Sigue leyendo

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Serenata a mis riñones

Mis riñones me están fallando. No se preocupen, no haré otra crónica de “una muerte anunciada”. Pero desde niña me inquietó la idea de morir. Recuerdo como me pasé más de una hora llorando en la almohada cuando capté la idea que cuando uno se moría se dejaba de existir, no sería más: no respiraría, no jugaría a las muñecas, no vería los dibujos animados, simplemente, era el fin. Tal vez le sorprenda percatarse que también desde temprano tengo una visión materialista del mundo porque no me consolaba con la promesa de “un más allá”.

Bueno, para no desviarme de la idea central de este artículo y no me acusen luego de incoherente, continúo con el tema de mis riñones, pero verán que una cosa tiene que ver con la otra. Como les dije: me están fallando. En menos de seis meses ya atesoro dos infecciones urinarias. Mis más queridos seres se han encargado de atemorizarme con fallas renales futuras, con patologías crónicas y hasta con hemodiálisis por tal de que tome fundamento y me cuide más. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Un día después del diploma

Por estos días miles de muchachos llegan al final de una carrera de estudios, malas noches, amores y fiestas  ¡Al fin se gradúan de la universidad! Es hermoso verlos a todos ataviados en la Plaza a la espera de sus títulos, con las ojeras mal disimuladas de la maratón de una tesis o de un examen estatal.

¡Cuánta luz en sus ojos! ¡Cuántas esperanzas puestas en ese momento! Pero luego de la pose y la foto, luego de la fiesta y la resaca comenzará para ellos la verdadera carrera.

En la Universidad se está lleno de sueños. A la vez que se aprenden los saberes de una profesión se va modelando también cuál será el papel propio en la sociedad. Desde las aulas el estudiante se acerca al mundo real que ya se le anuncia contradictorio y él mismo se ve como Quijote moderno que apenas salga del claustro académico deshacerá entuertos. Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized