Archivo mensual: enero 2012

Retrato de familia en blanco y negro

Le oi decir a alguien que una de las mejores escenas familiares que recuerda en Cuba es la de los apagones -o alumbrones, como se llamaron en aquella época durísima de los 90′. Yo estaba en la primaria pero aun tengo en la memoria algunos de esos momentos y como a muchos contemporáneos no los asocio con malos ratos. Es que la vivencia de aquel tiempo para niños y adultos no fue la misma.

Nosotros, los niños, vivíamos en una feliz inocencia. Las noches eran para jugar al escondite o al topao’. Mientras, los padres hacían magia a la cubana -como dice otra amiga- para poder llevar un plato a la mesa.

Me acuerdo de esas veladas calurosas en la terraza, con el mechón de epicentro, en las que la abuela cantaba boleros y mi papá nos hacía cuentos de cuando era un adolescente. A pesar de las carencias, fue un momento de unión, de inventiva pero también de pérdidas. Sigue leyendo

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Un bocado de amor

Era perfectamente cuadrado, con toda esa nata amarilla y pequeños trocitos de maní en la cumbre. No le perdí de vista desde que lo ví entrar, venía protegido en un papelito blanco. !Precisamente a esa hora del día llegaba! Cuando el estómago se te hace un nudo y sólo piensas en llegar a casa tras un día de pantallazos y conciertos de teclado.

Ni modo, demasiado pequeño y absolutamente ajeno. !Ave, María! La buena de María Antonieta pasaba de una mano a otra, como bocado de amor para ser compartido, aquel dobo. Rogelio, lo entendió igual, cosas así mitigan la peor de las hambres, las del alma.

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Una media verdad

Él tenía razón, tal vez a medias. Lo había dicho tímidamente en aquel pobre encuentro de lectores donde el hambre y el sueño cobraban lo suyo. Pero oírlo me sonó como un campanazo en los sentidos.

Aquel viejito bien intencionado se atrevió a decir:

-Tanto papel que se emplea por ahí en boberías debieran dárselo a ustedes para hacer el periódico.

No hacía falta precisarle que el papel periódico no es el mismo que se malgasta en actas, trámites absurdos o listas de asistencia. Con esas palabras sencillas de hombre natural, me provocó una verdad.

Adelante, la publicación donde trabajo, cumple hoy 53 años y cuando pasan y repasan el plan de actividades para conmemorar tan trascendente fecha -aunque no sea un aniversario cerrado como les gusta calcular a muchos- me parece que lo esencial se nos vuelve a escapar a los ojos.

No importa si el cumpleaños es más o menos abierto, cuando el trabajo debe repensarse cada día. Es cierto que son muchos los artículos que no caben en las únicas ocho páginas de una edición que es semanal pero la falta cuesta doble cuando el exiguo espacio no se aprovecha en reflejar al pueblo. Sigue leyendo

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

La boda de mi hermana

Mi hermana se casa hoy. Lo digo así, sin regodeos ni frases reencontradas, como debiera siempre decirse los sentimientos. Vaya, parece mentira, es la más pequeña y ya camina por su cuenta. Todavía tengo fresca en la memoria los juegos de la infancia donde intentaba siempre sacarle ventaja, los halones de moño, las carreras por toda la casa con abuela y el cinto detrás -aclaro que sólo era para asustar- y sobretodo, el beso y el abrazo sinceros de hermana frente a alguien que pudiera ser testigo de la reconciliación y dijera:
-!Como se quieren esas hermanitas!
Y aunque no lo dudara, me preprocho ahora no haberte querido más, no habértelo dicho cuando aun había tiempo y aquellas tardes calurosas de piso frío parecían eternas. Lamento no haberme descubierto en ti antes. Pero es que las mejores enseñanzas llegan en los momento límites, en nuestro caso fue con la semi-madurez y un boleto de avión.
Pero pienso en los momentos felices, en los que fueron y los que vendrán. Para ti, hermana, que hoy te me haces más grande aún, mi sentimiento más puro, mis mejores deseos, mi dicha en la tuya.
No te sientas sola, yo también estoy ahí. ¿Acaso no me ves entre el bulto de personas de la foto? A tu izquierda, mirándote con el ramo de flores blancas que te regalé -así me las imagino- siempre, siempre a tu lado.

11 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Un mal día

Se levantó esa mañana con el presentimiento de que no sería un buen día. Había soñado con tiñosas y eso no podía ser una señal positiva. Vaya, no hay café. Definitivamente, no será bueno.

Al abrir la puerta salió a la calle paladeando el sinsabor de su mala suerte. Ni el sol en su esplendor ni el cielo despejado ni el buenos días de la vecina cuando lo vio pasar le disiparon las nubes grises de su cabeza cargadas con la cuenta de la luz, el precio de la carne, la mochila de la escuela para el niño y cientos de preocupaciones más. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Le toca batear a Pável

Me he dado cuenta que tengo una particular visión sobre la muerte. Tal vez sea por mi involuntaria experiencia de afrontarla desde temprano.

Vi partir a más de uno, aun cuando no tenía una noción clara del luto. Todavía no la tengo. Pero de algo sí estoy segura: la muerte es parte de la vida y el dolor más profundo con los años encuentra conformidad, aunque nunca se olvida.

Con el año nuevo me llegó una terrible noticia: Pável ya no está, al menos no como quisiéramos. Hoy revisé los blogs de algunas colegas y se me atoró un nudo en la garganta al leer las palabras que le dedicaron a ese muchacho alocado que partió demasiado pronto. Sigue leyendo

10 comentarios

Archivado bajo Uncategorized